¿DE QUÉ DEPENDE EL ÉXITO ESCOLAR? (ALEJANDRO CAMPO)

¿De qué depende el éxito escolar?

“El alumno o alumna son los protagonistas del aprendizaje”

“La calidad de un sistema educativo no puede ser mayor que la calidad de su profesorado”

 Un modo de incrementar el éxito en el aprendizaje es conocer las causas importantes de la varianza en los resultados del alumnado y concentrarse en las de mayor impacto. Ha habido numerosos estudios en esta dirección que utilizan la técnica de los modelos jerárquicos lineales para descomponer la varianza de las múltiples influencias que afectan al aprendizaje, como son lo que aporta el alumno, el currículo, la dirección, el clima escolar, el profesor, las estrategias de enseñanza, la familia…

Aunque aún se está lejos de poder concretar con certeza la influencia de las diferentes variables en los aprendizajes del alumnado, algunos estudios nos aproximan a dicha realidad. Así por ejemplo, J. Hattie (2009) en un riguroso meta análisis afirma, que ignorando los efectos de interacción entre variables, las mayores fuentes de varianza son:

  • El alumnado explica el 50% de la varianza en los resultados. Lo que aportan los alumnos y alumnas predice el resultado mejor que cualquier otra variable. Aunque la correlación entre resultados y capacidad es alta, no es definitiva. El centro escolar puede hacer dos cosas sensatas. Una es modificar la atribución causal del éxito a la capacidad o inteligencia, cuando en realidad son el esfuerzo y la constancia en mayor medida responsables del mismo. Y dos, lograr que las trayectorias de aprendizaje sean al menos idénticas tanto con los alumnos brillantes como con los menos brillantes, es decir, obtener el mismo valor añadido tanto con los capaces y más motivados como con los menos capaces y motivados.
  • El profesorado explica alrededor del 30% de la varianza. Su competencia, motivación y su conducta profesional son importantes en la ecuación del aprendizaje.
  • La familia explica entorno al 5-10%  de la varianza – considerando que sus efectos están integrados ya en la variable del alumno. Los efectos de la familia están más relacionados con el nivel de expectativas y el apoyo sistemático proporcionado.
  • El centro representa entre el 5-10%. Como se evidencia, la parte de variabilidad asignada al centro indica que su influencia es reducida en comparación con las variables del alumnado. Los recursos y dotaciones son similares por lo que su influencia es reducida. Suele ser mayor la varianza dentro de los centros que entre centros.
  • La dirección supone el 5-10%. está ya contemplada en la del centro y se establece fundamentalmente en la influencia sobre el clima de la escuela. Su influencia es indirecta a través de la acción del profesorado y de la insistencia en los aprendizajes del alumnado. Otros investigadores sitúan su influencia entre el 12% y el 18% de la varianza.
  • Los compañeros representan el 5-10% de la varianza. Aunque se dan excepciones, la norma dice que la influencia de los iguales es pequeña. La influencia de los compañeros podría ser muy positiva si los alumnos ayudasen al profesor en su tarea, pero la discusión se plantea casi siempre en términos negativos como el abuso escolar (bullying) o cómo establecen los alumnos su reputación en el grupo, casi siempre no ligada ni al esfuerzo ni al aprendizaje.

Muchas políticas educativas, comenta Hattie, se centran en la estructura y organización de los centros, en las evaluaciones y el currículo, cuando la respuesta está en otro sitio. La primera respuesta está en incorporar al alumnado como verdadero protagonista de su  aprendizaje, haciéndole progresivamente responsable del mismo. La segunda respuesta está en el profesorado que cierra la puerta del aula y pone en marcha las políticas educativas, interpretándolas y acomodándolas de acuerdo a su buen saber y entender. Se debe asegurar que las influencias más poderosas, el alumnado y el profesorado se optimizan para obtener buenos resultados de aprendizaje del alumnado. La calidad de la enseñanza y las altas expectativas son las claves del éxito.

J.HATTIE1

Hattie, J. (2002): Six things school leaders should know about educational research

Hattie, J. (2009): Visible learning. A sinthesys of over 800 meta-analyses relating to achievement. Routledge, New York.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

1 comentario

  1. M. Lourdes Iriarte

     /  diciembre 9, 2013

    Eskerrik asko Alejandro! Zure ekarpenarekin aukera ematen diguzu Durangon hasitako gogoetarekin jarraitzeko. Geroztik, LOMCE, PISA… mahai gainean izan ditugu. Eguneroko bizitzan ez zaigu erraza egiten burrunbilo honek suposatzen duen horretan sakontzeko, beraz, haunarketarako irekitzen dizkiguzun bideak interesgarriak dira.

    LOMCE, PISA… grandes titulares que sin duda nos obligan a repensar la educación y nuestra práctica diaria. El debate iniciado en Durango se nos quedó “corto”, pero Alejandro se ha encargado de ofrecernos su aportación y de posibilitar de este modo que el debate vaya más allá de las sesiones presenciales. ¿Os animáis a seguir el “encuentro” en la red?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: