HAUSPOA

Imagen

El pasado día 17 de mayo, el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa.

En la mesa redonda celebrada en la sesión de febrero de FEAE , entre las opiniones y propuestas que se recogieron sobre esta LOMCE, algunas iban en la siguiente línea:

–          Hay una vuelta a modelos de trabajo que rompen con el avance de la escuela. Los directores se hacen responsables de todo.

–          La ley elimina el consejo escolar, se retrocede en el tiempo..

–          La escuela sola no puede y  hay que buscar el trabajo en red.

–          El papel de la Administración vasca sería aterrizar en la realidad de los centros y  no desde los despachos.

–          Va en contra de la autonomía de los centros.

–          La mejora surge en la comunidad escolar cuando ésta desarrolla un proyecto.

–          Los alumnos y alumnas, las familias y los trabajadores tienen el protagonismo y eso mueve la práctica-educativa. La LOMCE hace un planteamiento contrario.

–          Al equipo directivo y al OMR les quita el poder decisorio y les deja, únicamente, el papel de cumplir lo que la Administración dice.

–          ….

Parece que podemos ser un poco optimistas en esta Comunidad al ver la RESOLUCIÓN de 22 de mayo de 2013, de la Viceconsejera de Educación, por la que se convoca a los centros públicos de Educación Secundaria dependientes del  Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura a participar en un proyecto piloto de innovación de la organización interna de los centros públicos (HAUSPOA)”.

Con esta convocatoria el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura pretende impulsar procesos de innovación que mejoren la práctica docente u organizativa y propicien una mejora de la calidad del sistema educativo, utilizando las posibilidades de flexibilización que ofrece el actual marco legal, por ejemplo, en el artículo 14 del Decreto 175/2007, de 16 de octubre, por el que se establece el Currículo de la Educación Básica y se implanta en la CAPV, que faculta a la Administración educativa a autorizar otros tipos de jornada distintos del establecido con carácter general.

Explicita que la calidad de la educación se concreta en cada centro, siendo éste el núcleo del cambio, y que, por tanto, es necesario garantizar la adecuación de las innovaciones que se desean implantar a las características de cada centro y admitir que no todas las experiencias particulares exitosas son necesariamente generalizables o suficientes para impulsar el cambio en el sistema educativo.

Plantea que la introducción de mejoras exige un cambio de las condiciones internas de cada centro, no sólo en lo referido a la actividad del aula o de la metodología de trabajo, sino también a otros importantes aspectos que afectan al proceso de la enseñanza, como son: la gestión de los tiempos escolares, la organización de los espacios,  la gestión de los recursos materiales y humanos (cuya relevancia e impacto en la calidad de la enseñanza es limitada; pues aún siendo su existencia condición necesaria, no es suficiente para posibilitar la mejora de los resultados), etc.

Recoge que la educación formal no constituye ya el único campo o ámbito educativo de la enseñanza, y en consecuencia, el concepto de espacio y tiempo escolar se extiende más allá de las horas lectivas, así como que el entorno en el que el alumno o alumna desarrolla su vida fuera del centro es importante a la hora de la socialización y del aprendizaje. Por lo que se requiere una revisión de la función que debe cumplir el centro en el desarrollo integral del alumno o alumna.

Reconoce que, desde la perspectiva de centro eficiente, se hace necesaria una visión integral de la comunidad escolar, para convertir en promotoras del éxito a todas las personas que integran la misma, siendo todas y cada una de ellas factores potenciales para la mejora si actúan guiados por un proyecto común.

Los objetivos principales que plantea para esta experiencia piloto son:

–          Poner en práctica y evaluar nuevos modelos de tiempos escolares.

–          Mejorar la calidad de los centros (excelencia) aumentando la autonomía

–          Promover la mejora de los resultados.

La convocatoria va dirigida a un máximo de 10 centros de ESO (número que podrá ser incrementado), con una duración de un curso escolar y pudiéndose autorizar la continuidad si se supera el proceso de evaluación que realizará la Inspección de Educación, a lo largo del tercer trimestre del curso 2013-2014 y regulado mediante resolución de la Directora de Innovación Educativa.

El proyecto que presente cada centro deberá estar aprobado por el Claustro de profesores y profesoras, por el OMR y por la asociación de padres y madres de alumnos y alumnas, más representativa del centro. Deberá ser coherente con los objetivos del PEC del centro y con el Plan de Mejora del mismo, formando parte, además, del PAC y contener, como mínimo, los siguientes apartados:

–          Propuestas de cambio del horario lectivo del alumnado:

  • Nuevo horario lectivo para organizar las 30 horas semanales (autonomía para reorganizar el horario del curso)
  • Propuesta de horario no lectivo (atención al alumnado con dificultades de aprendizaje, aulas de estudio autorizado, atención personalizada al alumnado, actuaciones de refuerzo en la labor tutorial, coordinación del profesorado, atención a las familias, biblioteca, aulas de informática, actividades complementarias y extraescolares…), especificando los profesores y profesoras que participan y las personas responsables, así como el alumnado al que va dirigido, y la forma de utilización de los espacios y recursos del centro.

–          Propuestas de reorganización de las horas de dedicación del profesorado, respetando las condiciones laborales y contando con su opinión (horario lectivo, horario no lectivo presencial…)

–          Estrategias destinadas a promover la participación del alumnado y de las familias

Considera imprescindible el compromiso y liderazgo del equipo directivo para la participación en este proyecto y proporciona asesoría desde las Direcciones de Centros Escolares y de Innovación Educativa, de los Berritzegunes y de la Inspección de Educación. Además favorecerá el trabajo en red de todos los centros participantes.

Decía que podemos ser un poco optimistas, porque esta Resolución puede ser un primer paso para la consecución de algunos de los objetivos que en el punto 4. Autonomía y Liderazgo del documento “Propuestas para el sistema educativo vasco del siglo XXI”, se ha enviado desde nuestro Foro a la Consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, cuando sea posible:

–          Hacer que cada centro educativo tenga la autonomía necesaria con un Proyecto Educativo propio y con capacidad para dar respuestas ajustadas a las necesidades educativas de su alumnado.

–          Reforzar el liderazgo dentro de la escuela capaz de dinamizar a la comunidad escolar en la puesta en práctica de su Proyecto Educativo.

–          Impulsar el liderazgo de proyectos comunitarios que impulsen la convivencia y las aspiraciones colectivas y ofrezcan modelos de respuesta educativa a sus problemas y conflictos.

–          Reforzar el papel de los servicios de apoyo para que contribuyan a que el profesorado y las direcciones de los centros den una respuesta educativa de mayor calidad y se asegure el éxito del alumnado.

Sira Ayarza Elorriaga

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: