La vida humana es historia y la construimos los humanos en instituciones sociales democráticas.

Jr Orcasitas jrorcasitas@ehu.es

La gestión de los centros educativos en el siglo xxi seguramente se parecerá al pasado… pero la tarea de sus gestores-profesionales será conceptualizarlos como el espacio humano que soportando un importante tramo de nuestra vida, nos enseña a vivir ciudadanamente y en Equipos profesionales construir ese espacio. No serán ya solamente los espacios, los materiales, los programas, las materias, los currículums sino que la mirada, el discurso colectivo, tendrá que situare en cómo hacer para que las personas que en ellos viven un largo periodo formativo de sus vidas les sea útil, les sirva para vivir como humanos no esclavos (Dewey) y por eso aprendan a hacerlo y a esperar que con ellos se haga la ciudadanía democrática, espacios humanos-sociales de pertenencia.
Los nuevos directivos pues, se tendrán que orientar más a cómo empoderar, como hacer competentes para la vida, a sus alumnos. Ser competente es haber podido verificar en un contexto un saber hacer adecuado… así pues será la creación de esos espacios sociales en los que podemos mostrarnos competentes los que tendremos que saber construir.
En primer lugar el propio centro tendrá que entenderse como una “comunidad de práctica” (Wenger, 2001). Espacio social en el que sus profesionales hacen y se dicen en su tarea y vida de manera ‘adecuada’ –la conducta inteligente fue definida por Binet como la adecuación a medios- y con ello crean cultura institucional para aprender (Bolivar) que habla de su acción social y de ellos mismos. Conducta adecuada que solo será posible si dichos Equipos profesionales se dan cuenta que su tarea es construir Proyectos adecuados y por ello se conciben como Equipos estratégicos. Proyectos PARA mejorar la vida del Centro, y por ellos de sus alumnos y entorno. Equipos que al comprenderse como historia se adecúan y se sitúan como fuerza en ella.
Grupos en los nos socializamos y aprendemos. Grupos que al interiorizar estas relaciones comunicativas ricas y democráticas… nos forman instruidos y ciudadanos (Vygotski, 1989, 174).
Esta tarea de los gestores de organizaciones, pero también en este mismo sentido, de los docentes conscientes tarea que se aprende en esos contextos de socialización que son las propias organizaciones (y por ellos formativa también para sus profesionales) se nucleariza en ser competentes en “saber hacer grupos humanos saturados de interés comunicativo” (Orcasitas, 2004 y 2005) en los que el diálogo sea posible y necesario. Grupos en los que sea posible la vida de todos y por ello que “todos quepan” y tengan voz y rostro (Levinas).  Dar la palabra, construir a través de ella un discurso colectivo en el que cobren sentido (se vuelvan significativas) las enseñanzas situacionales y curriculares. Sólo así, en diálogo grupal-interno y con el mundo (blogs, internet, prensa digital,…), aprenderemos a vivir realmente como ciudadanos. Dialogo con el mundo que construye el currículo inteligente para los nuevos ciudadanos.
Vida dialógica (Freire, Habermas, 1999) que por ser adecuada-regulativa-formal será ética (en el sentido de Apel,2004) pero que hoy tendría que ser también sustantiva y “producir, reproducir y desarrollar la vida humana  en comunidad” (Dussel, 2001, 44). Vida dialógica para una nueva política ciudadana democrática.

Bibliografía citada
APEL,K-O.; DUSSEL,E. (2004) Ética del discurso y ética de la liberación. Trotta, Madrid.
DEWEY,J. (1967) Democracia y educación. Losada, Buenos Aires.http://www.ilt.columbia.edu/Projects/digitexts/dewey/d_e/contents.html
DUSSEL,E. (2001) Hacia una filosofía política crítica. DDW, Bilbao.
FREIRE,P. cf. http://pedalogica.blogspot.com.es/2012/01/biblioteca-digital-especial-paulo.html
HABERMAS,J. (1999) Teoría de la acción comunicativa. Taurus, Madrid (2 tomos).
LEVINAS,E. (1993) Entre nosotros. Ensayos para pensar en otro. Pre-Textos, Valencia.
ORCASITAS,J.R. (2004) “Retos de la escuela inclusiva en el siglo XXI”, en OGE, 54, 2,14-18
ORCASITAS,J.R. (2005) “Educación para la ciudadanía y compromiso social”, en OGE, 60, 5, 22-25
VYGOTSKI,L.S. (1989) Obras completas. T.V Fundamentos de defectología.  Ed. Pueblo y educación, La Habana.
WENGER,E. (2001) Comunidades de práctica. Aprendizaje, significado e identidad. Paidós, Barcelona, en http://es.scribd.com/doc/66189189/Etienne-WENGER-Comunidades-de-practica-aprendizaje-significado-e-identidad

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: